Gobierno de CDMX acusa a DNV de usar imágenes de Google en informe

El gobierno capitalino señaló que la empresa noruega usó imágenes de Google Street View en su último reporte sobre el colapso de la Línea 12.

Se niegan a aceptar tercer informe de DNV

Jesús Antonio Esteva, secretario de Obras y Servicios, confirmó este miércoles que el Gobierno de la Ciudad de México no aceptará los resultados del tercer informe que le entregó la empresa noruega Det Norske Veritas (DNV) sobre los peritajes en la Línea 12 del Metro para conocer las causas que ocasionaron el accidente del 3 de mayo de 2021, donde fallecieron 26 personas.

Según la explicación del funcionario, el último reporte de DNV tiene inconsistencias y contradicciones en la metodología, tal como había mencionado anteriormente la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, cuando dio a conocer que había presentado una demanda civil contra la consultora. Sin embargo, Esteva añadió de uno de los principales cuestionamientos sobre la investigación es el haber utilizado imágenes de Google Street View para llevar a cabo el análisis.

“¿Cómo puede ser que una empresa de esta magnitud fundamente una conclusión técnica de altísima precisión cuando el propio Google advierte sus limitaciones?”, cuestionó el secretario.

Las inconsistencias y Google Street View

De acuerdo con Esteva, DNV señaló en su segundo informe que las deformaciones de las vigas no podían detectarse en una inspección visual simple, pero, para el tercer reporte, utilizaron las imágenes de Google Street View para asegurar que sí eran perceptibles, además de apuntar que una inspección rutinaria (la cual se había señalado como insuficiente en los informes anteriores) podría haber corregido un error grave de diseño. En este sentido, recalca que en los términos de servicio de Google se estipula que es posible que “las condiciones reales difieran de los resultados de los mapas y del contenido”. Asimismo, apunta que el informe señala la inexistencia de revisiones a la Línea 12, aunque en los primeros dos documentos reporta que hubo inspecciones en los años 2019 y 2020, y contaba con un contrato para llevar a cabo una revisión en 2021.

“No cumplía con lo establecido en el contrato y por tanto no permitía identificar con claridad la causa-raíz del colapso. (…) Por estas razones el documento de la empresa hasta el momento no ha sido aceptado formalmente por la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, pues pese a dar respuesta a algunas de las observaciones que les hicimos estas siguen siendo consideradas deficientes e insuficientes“, dijo a su vez Myriam Urzúa, secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil sobre el último reporte de DNV.

Con información de Latinus

Recommended Posts