López-Gatell y el fin de sus conferencias; entre la popularidad, la misoginia y el exceso de confianza

 López-Gatell y el fin de sus conferencias; entre la popularidad, la misoginia y el exceso de confianza

Debido a que la epidemia por el Covid-19 en México lleva cinco meses a la baja y el ritmo de vacunación diario se mantiene en 800 mil personas, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, anunció el fin de las conferencias vespertinas para informar sobre los avances de la Secretaría de Salud en contra de la pandemia.

“Estaremos transitando a un esquema diferente de comunicación, dado que el acontecer epidémico ha tenido ya una respuesta muy positiva de reducción durante 5 meses consecutivos. 19 entidades federativas están en condiciones de riesgo mínimo”, adelantó el funcionario este miércoles.

El 22 de enero de 2020, a más de un mes del primer caso de coronavirus en México, se realizó la primera conferencia de la SSa sobre el tema. En ese momento, el propio Hugo López-Gatell se convirtió en el vocero oficial del gobierno en temas de Covid-19, por lo que su popularidad lo llevó al grado de presentarse como posible contendiente por la Ciudad de México en 2024 e incluso por la presidencia.

A pesar de que a inicios de 2021 la pandemia logró encrudecerse y el mismo funcionario resultó positivo en la prueba de COVID-19, la popularidad de López-Gatell no tuvo afectaciones y según la última encuesta de Consulta Mitofsky su aprobación se encuentra en 52.8 por ciento. Cabe señalar que el doctor mexicano perdió 5.2 puntos porcentuales entre abril de 2020 y el 28 de febrero de 2021.

Sin respeto al “quédate en casa”

Sin embargo, diversos episodios marcaron su gestión como vocero de la SSa. A principios de 2021, el subsecretario fue duramente criticado por haber realizado un viaje a las playas de Oaxaca, pese a que la premisa principal de su discurso siempre fue “quédate en casa”. Al doctor López-Gatell, se le vio acompañado de su pareja en un restaurante a orillas del mar.

“No tengo nada que ocultar. Efectivamente fui a la costa de Oaxaca … Y fui a visitar a familiares muy cercanos, a personas muy amigas y estuvimos en una casa particular durante los días de fin de año”, fue la respuesta del funcionario.

Asimismo, luego de que López-Gatell informara que dio positivo al Covid-19, semanas después se le vio, también con su pareja, paseando por las calles de la colonia Condesa, pese a que aún era positivo al coronavirus.

La misoginia de Hugo López-Gatell

Otros fueron los episodios por los que generó polémica. En mayo de 2020, Alejandra Reynoso, senadora del Partido Acción Nacional, denunció ser víctima de violencia política por la manera en que le respondió el subsecretario de salud durante la comparecencia esta tarde en el Senado de manera remota.

“Hugo López-Gatell no solo evadió todas las peguntas que le hice, también fue misógino. Hubiera sido bueno que, además de sus groserías, respondiera alguna de las preguntas que le hice y que representan las dudas de millones de mexicanos”, escribió la legisladora en su cuenta de Twitter.

Así, su grupo parlamentario respaldó a la senadora con el #AplanaTuMisoginia, y escribiendo en sus redes sociales: “Lo que vivimos con @HLGatell fue un golpe a las mujeres de México. Quien subestima a una, subestima a todas. #AplanaTuMisoginiaGatell y enfoca tus esfuerzos para controlar una pandemia que se te desborda de las manos. Tu violencia provoca más pérdidas”.

En un tono similar, se da la discusión que el subsecretario tuvo apenas esta semana con la columnista de El Universal y Reforma, Peniley Ramírez, cuando el martes la reportera confrontó al funcionario sobre las cifras que él retomó para la confianza en la vacuna CanSino, que sólo eran del 5 por ciento de efectividad, y él refutó que la encargada de la aprobación era la Cofepris.

“Hugo López Gatell, alguna vez fue venerado, admirado y celebrado como “el novio de México”. Más de 500,000 muertos después, demuestra quien es en realidad. No solo un científico convertido en político. También un machirulo maleducado”, sentenció sobre esto la editorialista, Denise Dresser.

“Un daño irreparable”

Durante este viaje de casi año y medio de conferencias, muchos fueron los momentos complejos para Hugo López-Gatell, por lo cual incluso fue la portada del libro “Un daño irreparable” (Planeta) de Laurie Ann Ximénez-Fyvie, doctora en Biología Oral en Ciencias Médicas por parte de la universidad de Harvard.

“Desde el comienzo de la pandemia en México, me indignaron las declaraciones del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell: su insistencia en que la enfermedad no era más grave que la influenza, el exceso de confianza en que todo estaba previsto y el espectáculo teatral de sus apariciones públicas” escribió la doctora.

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados