Inversión extranjera en hoteles la peor en 18 años

 Inversión extranjera en hoteles la peor en 18 años

La crisis por la pandemia trajo rezagos importantes para la industria hotelera y el sector turístico ha enfrentado su peor época.

Sólo ingresaron este trimestre 11.8 mdd

La industria hotelera enfrenta su peor crisis a causa de la pandemia por COVID-19. De acuerdo a cifras de la Secretaría de Economía, la inversión extranjera directa hacia hoteles y moteles fue de 11.8 millones de dólares durante el primer trimestre de 2021, un novena parte de lo que captó el mismo periodo durante 2020.

En retrospectiva, es la menor inyección de capital desde 2003. El 75% de la inversión total se concentró en Quintana Roo, 14% en la Ciudad de México y el 11% para el resto del territorio nacional.

Monto alcanza para edificar solo 157 cuartos de hotel

Adolfo González, socio de la cadena Hoteles Casa Real, explicó que para construir un habitación de hotel en el país, se necesita un monto promedio de 75 mil dólares. Por lo que la inversión citada, alcanza para hacer solo 157 cuartos. Es decir, si se piensa en la construcción de un complejo turístico como el de la Riviera Maya, cuya oferta de alojamiento es de 51 mil habitaciones, tomaría 77 años.

Esta situación es la que precisamente disuade a los inversionistas de inyectar capital, aunado al poco respaldo que se ha tenido del propio gobierno federal.

Sanciones por incumplir las cuotas obrero-patronales, han tenido como consecuencia el cierre de sus hoteles en la capital de Zacatecas y otro en Guanajuato, por ejemplo.

Están regalando los hoteles en el país

En 2017 ya se venía reportando una disminución de la capacidad hotelera, ese año sólo se logró un 61%. Para 2020, esta se hundió a 26% en los 70 principales destinos del país, tal y como lo registró DataTur.

Están regalando los hoteles en el país. Conozco a un grupo español al que le vendieron un hotel, ubicado en la Riviera Maya, a 33% de su valor real. Si a mí me dan la mitad por mis hoteles yo los vendo.”

Adolfo González

Al respecto, al año pasado se propuso levantar las restricciones que impiden a extranjeros adquirir propiedades para vivienda en playas del país. No obstante, la pérdida sigue imparable.

Por último, el alojamiento en plataformas como Airbnb y HomeAway plantea un reto para los hoteleros quienes ven piso disparejo. Durante el mismo periodo de crisis, estas obtuvieron una ocupación del 80% y su tarifa subió 94%.

Con información de El Universal.

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados