Pandemia deja con la mitad de sus ingresos a los más pobres

 Pandemia deja con la mitad de sus ingresos a los más pobres

La población de escasos recursos fue la más afectada durante el pico más fuerte de la pandemia de acuerdo al ENCOVID-19.

La pandemia acabó con su patrimonio

De acuerdo con la Encuesta de Seguimiento de los Efectos del Covid-19 en el Bienestar de los Hogares Mexicanos (ENCOVID-19), tres de cada diez personas en condición de pobreza que enfermaron de coronavirus tuvieron que gastar la mitad de su ingreso anual en atención médica.

En casi un tercio de los hogares del país al menos un integrante presentó síntomas de COVID, de ellos el 15% requirieron hospitalización, así lo reportan datos de marzo de 2020 a marzo de 2021 recabados por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (Equide) de la Universidad Iberoamericana.

Estos gastos representaron un duro golpe al bolsillo de los mexicanos, quienes además tuvieron que hacer frente a la crisis económica a causa de las medidas de confinamiento.

Desde la perspectiva del ingreso anual, el 56% gastó menos del 10% anual de su ingreso, el 27% tuvo que invertir entre el 10% y el 50% , mientras que el 17% tuvo que desembolsar más del 50% del ingreso total.

Sin embargo, cuando lo vemos dividido entre estratos socioeconómicos, 28% de la población en niveles más bajos gastan más de 50% de su ingreso anual, lo que atenta contra su patrimonio y empobrece terriblemente a este segmento”

Graciela Teruel, directora de Equide-Ibero

Salud mental, también se vio gravemente mermada

Además del peligro de contagio de COVID-19, la pandemia dejó graves repercusiones en la salud mental de la población en general. En números de este reporte, el 31% presentó síntomas severos de ansiedad, los sectores más afectados fueron las mujeres y el de bajo nivel socieconómico.

Los más vulnerables enfrentan mayores niveles de estrés con las presiones y necesidades durante la crisis.

Dentro de las soluciones que encontraron para sobrellevar la falta de ingresos, pedir prestado fue la medida que aumentó casi el doble. El 24% en mayo se apoyó de esta práctica en 2020 y con la pandemia subió a 45% en marzo de 2021, entre tanto el empeño o venta de pertenencias creció de 14% a 29%.

Una de las demandas hacia el gobierno fue la falta de apoyos, lo cual se entiende si se considera que sólo 4 de cada 10 hogares fueron beneficiarios de algún programa público.

La pandemia afecta el bienestar de los mexicanos, en empleo, ingresos, salud mental y acceso a la alimentación, aún no hemos tocado fondo.”

Con información de El Universal.

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados