La candidatura de Onésimo Cepeda a diputado podría ser inconstitucional

Este lunes, el partido Fuerza por México presentó la precandidatura de Onésimo Cepeda Silva como diputado local por el distrito 21 con cabecera en el municipio de Ecatepec. No obstante, según se informó Aristegui Noticias, el exobispo emérito aún aparece registrado como ministro de culto en la Secretaría de Gobernación (Segob), por lo que el registro de Onésimo para competir por una curul de lo que será la LXI legislatura del Estado de México podría ser inconstitucional.

Todavía no hay registro formal ante el INE

En conferencia de prensa, el religioso de 84 años de edad manifestó que aceptó la candidatura porque ya está “harto de tanto pendejo que gobierna”, además, aseguró que no piensa cobrar cuando ocupe el cargo y dijo que solamente desea un México mejor.

Entre otras razones de su postulación, destacó su relación personal con el político y empresario, Gerardo Islas, quien en 2019, junto con Pedro Haces Barba, fundó el partido de centroizquierda.

Onésimo Cepeda subrayó que todavía no se registra formalmente ante el INE, ya que un equipo de abogados y expertos en derecho canónico se encuentra estudiando minuciosamente su caso. Señaló que si resulta que no tiene ningún inconveniente para ocupar un cargo de elección popular, buscará ser diputado plurinominal y no local, porque no piensa hacer campaña.

¿Y el Estado laico?

El presidente nacional de Fuerza por México, Gerardo Islas, aseguró que, dado que Cepeda Silva fungió como obispo de Ecatepec desde 1995 y hasta el 7 de mayo de 2012, cuando dejó de ser ministro de culto en activo debido a su jubilación, este tiene derecho a votar y ser votado.

No obstante, Cepeda continúa registrado como ministro de culto por la Conferencia del Episcopado Mexicano en el Directorio de Ministros de Culto de la Dirección General de Asuntos Religiosos de Segob.

De acuerdo con Aristegui Noticias, la legislación vigente en la materia expresamente señala que “la separación de los ministros de culto deberá comunicarse por la asociación religiosa o por los ministros separados, a la Secretaría de Gobernación dentro de los treinta días siguientes al de su fecha”, lo que al parecer no ha ocurrido.

Cabe destacar que el artículo 55 de la Constitución mexicana refiere que para ser diputado se requiere “no ser ministro de algún culto religioso”, lo que confirmaría la inconstitucionalidad de la candidatura.

En entrevista para Proceso, Elio Masferrer Kan, especialista en asuntos religiosos electorales, afirmó también que Cepeda sigue siendo un ministro de culto, ya que, según aseguró, “sigue apareciendo como obispo emérito tanto en el directorio de la Conferencia del Episcopado Mexicano como en el Anuario Pontificio 2020”.

Con información de Aristegui Noticias, Proceso, El Universal y 24 horas.

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados