#Reportaje: Trump vs. Biden y la división del voto latino

Por Gabriela Rivera

@gabs_07

A unas horas de que cierren las elecciones en EU y con más de 100 millones de votos anticipados –a causa de la pandemia, la votación anticipada se convirtió en una herramienta muy socorrida—, el voto latino será decisivo. 

Este año, la comunidad hispana es la minoría racial  de votantes más grande en ese país, con 13.3 por ciento de los votantes, la mayoría provenientes de México, de acuerdo con un estudio del Pew Research Center. 

De acuerdo este estudio, entidades americanas como Texas, California y Nevada —que tradicionalmente han tenido una alta migración latina y mexicana—, han incrementado a sus votantes hispanos en los últimos 18 años. 

Pero también lo han hecho estados que son cruciales en la lucha entre el partido Demócrata y el Republicano, como Florida, donde hace dos años, dos de cada 10 votantes eran latinos, y en Arizona, donde al menos 24 por ciento del electorado tiene orígenes en algún país hispano. 

Sin embargo, pese a su importancia, el electorado hispano ha sido subestimado por ambos candidatos presidenciales en Estados Unidos. 

Un ejemplo es el partido Demócrata que construyó una amplia red de jóvenes latinos que apoyó a Bernie Sanders, pero que tras su dimisión, perdió fuerza y pasó a ser ignorada. El actual candidato demócrata Joe Biden, apuesta por los votantes afroamericanos y moderados, tomando por sentado que tiene un amplio apoyo latino. 

“Un partido nos ignoró y otro nos dio por sentados”, considera Daniel Garza, un activista conservador y presidente de la iniciativa Libre. 

Sin embargo, el apoyo latino al republicano Donald Trump ha incrementado en el sector latino principalmente debido a sus políticas económicas, de acuerdo con el historiador Geraldo Cavas de la Universidad de Northwestern. 

“En particular con los latinos, hablan sobre cómo incrementar el porcentaje de su propiedad, del ingreso familiar, de bajar las tasas de desempleo. Su argumento es que esas son las cosas que importan al final del día”, dice Cavas en una entrevista con Vanity Fair.  

De acuerdo con el académico, en 2020, cada 30 segundos un latino cumplió 18 años en Estados Unidos, lo que significa que habrá un millón de votantes latinos más que en la elección de hace cuatro años. 

Sin embargo, los números no son tan sencillos, cuenta Cavas en un artículo para National Republic Radio (NPR), pues, por ejemplo, en California hay 8 millones de votantes latinos —el estado con el número más alto— y Trump tiene el apoyo de alrededor del 30 por ciento de ellos, y si es que votan todos Trump tendría 2 millones de votos sólo en ese estado, uno en el que la presencia del Partido Republicano es casi nula. 

En comparación con Florida que tiene 3.1 millones de votantes latinos, si 30 por ciento de todos ellos votaran por Trump, aún así tendría más votos en un estado que típicamente no es republicano. 

En su aproximación a México —país vecino y de donde proviene una gran cantidad de su electorado latino— ambos candidatos han tomado rumbos distintos. 

Por un lado Donald Trump basó parte de su campaña en el fortalecimiento de sus relación con México y con el presidente Andrés Manuel López Obrador, al grado de que en un spot de campaña utilizó la imagen de la visita que el mexicano hizo a la Casa Blanca. 

Incluso, el republicano ha respaldado al mandatario mexicano en diversas ocasiones, como cuando la OPEP+ pidió que se redujera la producción de barriles de crudo, el gobierno de Trump absorbió parte de esa reducción a nombre de México; también ayudó en la compra de respiradores mecánicos para hacer frente a la pandemia de COVID-19, e intercambian mensajes y llamadas telefónicas de manera regular. 

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1171942311321919489?s=20

Mientras que en el caso de Joe Biden los intercambios con México han sido escasos si no es que nulos. Por ejemplo, López Obrador se reunió con Joe Biden en 2012, cuando era candidato presidencial. 

Hace unos meses, cuando iniciaba el proceso electoral en EU, Biden recordaba como Trump había comenzado su campaña con descalificativos hacia los mexicanos. 

En México, el país con el que quizá EU tiene una relación más cercana, la campaña ha tenido algunas demostraciones de apoyo entre candidatos. 

https://twitter.com/slowjoecrow1/status/1323047219218534400?s=20

Pero también ha desatado debates por parte de distintos sectores  

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados