Amecameca: el lugar para adquirir tu arbolito de Navidad

El bosque en Amecameca, Estado de México, abrió sus puertas para que miles de familias acudan a adquirir su arbolito.

Venta directa

En el municipio de Amecameca, Estado de México, se encuentra el bosque de los Árboles de Navidad abre sus puertas para recibir a las miles de familias que llegan son la ilusión de escoger y cortar su propio arbolito para adornar sus hogares. En este lugar la venta es directa y una vez cerrado el trato, las familias dejan el lugar con su arbolito natural.

La inflación también ha impactado en el costo del árbol de Navidad cuyo precio es de 980 pesos sin importar el tamaño ni la especie, entre ellas están los Pinus ayacahuite, también conocido como pino blanco o vikingo; y Pseudotsuga menziesii, comúnmente llamado abeto Douglas canadiense.En promedio cuando cumplen entre 5 y 10 años de edad están listos para cortarse.

De acuerdo a la Secretaría del Campo en el Estado de México, los municipios con mayor producción de árboles de Navidad son Amecameca, Almoloya de Juárez, Tlalmanalco, Valle de Bravo, Villa del Carbón y Xonacatlán.

Vista espectacular

Además de ir por tu arbolito, puedes hacer una exploración para apreciar la belleza de los volcanes Iztaccihuatl y Popocatepetl. En el Bosque Esmeralda, igual en Amecameca, podrás recorrer senderos interpretativos hasta llegar al mirador en donde podrás observar el valle de Amecameca, la flora y fauna característica de la región de los volcanes, así mismo conocerás el centro ceremonial del petroglifo de la representación de Tláloc, el santuario de luciérnagas Bosque de Hadas, la plantación de árboles de navidad, nuestro vivero forestal, entre otros proyectos productivos.

Si se te antoja hacer una carne asada, hay en palapas con asadero y campamentos. También cuenta con actividades como canopy´s, tirolesa, muro de escalada, puente colgante, paseo en lancha, tiro con arco, así como la pista de Mountain Bike (MTB) Esmeralda cross country de 7 km de longitud, la pista de DowHill el Milagro y muchos atractivos más.

Con información de El Economista.

Recommended Posts