Dan al “gober precioso” suspensión definitiva contra formal prisión

 Dan al “gober precioso” suspensión definitiva contra formal prisión

El pasado 3 de febrero fue aprehendido en Acapulco el exgobernador de Puebla, Mario Marín, quien tenía una orden de captura por su participación en la tortura de la que fue víctima la periodista Lydia Cacho.

A poco más de un mes de ser ingresado al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Cancún, se da a conocer que el Juez Tercero de Quintana Roo le otorgó la suspensión definitiva contra el auto de formal prisión. Sin embargo, debido a que la tortura es un delito grave, debe continuar en prisión. Tal como también precisó Articulo 19:

Aracely Andrade, abogada de la periodista y activista Lydia Cacho, aclaró que esta suspensión se concretó el pasado 11 de marzo. Y aunque la medida no implica la libertad de Marín, no se podrá dictar sentencia a favor ni en contra del imputado. La audiencia en la que se definirá si se concede o no amparo, está prevista para el jueves 18 de marzo.

La controversia con Olga Sánchez Cordero

Mientras tanto, Lydia Cacho acusó en redes sociales a Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, de proteger a Mario Marín cuando ejerció como jueza en la Suprema Corte de Justicia.

En entrevista con Carmen Aristegui, Lydia Cacho expresó su desconfianza hacia Olga luego de que en 2007 la entonces Ministra votó por no sancionar a Mario Marín a causa de la insuficiencia de pruebas que demostraran la tortura de la que fue objeto.

“Yo creo que ella es la responsable de haber detenido la justicia durante 15 años para miles y miles de víctimas en México y que tiene una deuda con el país, una deuda moral y jurídica. […] Yo no confío en ella”.

Por su parte, la titular de SEGOB respondió que su voto en la polémica sesión no fue a favor del ex gobernador de Puebla.

“A ver, a Lydia Cacho ya incluso se le ofreció una disculpa pública en la Secretaría de Gobernación, yo en ese caso voté porque si había tenido obviamente violaciones ella en lo personal, incluso hablé de tortura psicológica en su traslado; el grado de, digamos el estándar de gravedad, que en ese momento establecía la Constitución”, explico en conferencia matutina.

“Ahí están las versiones estenográficas, yo dije que sí había habido violaciones a sus derechos humanos que podrían ser resarcidas a través de los medios ordinarios de defensa como lo es el amparo y que para el parámetro de gravedad de violación grave, habíamos resuelto la matanza de Aguas Blancas”.

Claudia

Relacionados