Insabi: entre la opacidad y la falta de información

Una investigación del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) reveló opacidad y falta de información en el gasto del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), ya que únicamente fue posible identificar 10 de sus contratos para atender la emergencia sanitaria por COVID-19: el 1% del monto total de su gasto en 2020.

Contratos sin documentación

De esta manera, de los 10 contratos COVID-19 del Insabi, 10, es decir, el 100%, no tenían documentación, lo que implica un monto acumulado sin documentación de 322 millones 223 mil pesos.

Con el objetivo de analizar todas las compras públicas registradas en Compranet del 1 de enero de 2020 al 28 de febrero de 2021 de seis dependencias, entre las que se encuentra el Insabi, el estudio del centro de investigación en política pública evidenció una serie de fallas en las compras del gobierno federal. Destaca que, más de 4 mil millones de pesos gastados en compras para atender la emergencia no tienen ningún documento publicado.

Insabi no cumple con la ley

Según lo mostrado por el IMCO, en su informe del lunes, el Insabi no cuenta con registros de las compras públicas de 2020 en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), no obstante que, por ley, la dependencia tiene la obligación de:

publicar la información sobre los procedimientos de adjudicación directa, invitación restringida y licitación de cualquier naturaleza”.

Ya desde agosto del año pasado, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) había alertado sobre irregularidades en el Instituto, el cual sustituyó al Seguro Popular. Señaló que:

No contaba con la integración por beneficiario de 59, 571 casos de intervenciones con estatus de ‘pagado’, ya que solo se proporcionó la base de datos de las que fueron autorizadas de manera global para su liquidación”.

Irregularidades y documentos perdidos

En total, la ASF encontró seis irregularidades en el Insabi, entre ellas:

  • No contar con estructura orgánica ni con manuales de organización y procedimientos
  • Las Reglas de Operación del Fondo de Salud para el Bienestar (FSB) están en espera de una opinión favorable por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), aunque ya finalizó el plazo establecido para su emisión
  • Sigue pendiente la transferencia de recursos a unidades médicas y prestadores de servicios médicos por 324.7 millones de pesos, correspondientes a 12 mil 726 casos de intervenciones.

Además, según lo informó esta semana el periódico Publimetro, el Instituto de Salud para el Bienestar “perdió” documentos que avalan la compra de 10 autos –valuados en casi dos millones de pesos-, así como facturas por cinco millones de pesos que no tienen sello de almacén para la entrega del inmueble.

En particular, fue la Coordinación de Recursos Materiales y Servicios Generales de la dependencia la que no proporcionó el documento que acredite la entrada de once bienes al Instituto, diez de los cuales son los mencionados vehículos.

Con información de IMCO, Publimetro y Expansión

Te podría interesar también:

Director otorga contrato por 110 mdp a su primo para equipo médico

El Insabi se embolsa más de 9 mil mdp, no paga medicinas a proveedores

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados