¿Cómo empezaron y cómo van las mega obras de la 4T? Capítulo 2: Dos Bocas

A un mes de ser inaugurada, la nueva refinería “Olmeca” se enfrenta al reto de demostrar su viabilidad y sacar a Pemex a flote.

Revivir la industria petrolera

En cada uno de los discursos hechos por el presidente Andrés Manuel López Obrador ha quedado patente su nostalgia por el pasado: héroes, luchas y anécdotas. Mismos a los que vuelve cada vez que quiere contextualizar sus polémicas decisiones o defenderse de las críticas de sus “adversarios”.

AMLO es fanático del pasaje de Lázaro Cárdenas y la nacionalización del petróleo, por lo que en su proyecto de nación había que dar cabida a un plan que regresara lo que, a su parecer, fue una edad de oro para México y Dos Bocas se convirtió en la consumación de sus deseos.

Sin embargo, le falló el timing porque su propuesta se inserta en un contexto internacional en el que hay un giro hacia las energías limpias.

La necesidad del mandatario por rescatar Pemex con más inversión pública, la rehabilitación de sus seis refinerías y la construcción de una nueva ha implicado una fuerte derrama de recursos públicos en aras de recuperar la capacidad del Sistema Nacional de Refinación y dejar de importar gasolinas (México importa más del 70%)

Un estudio realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) estimaba un 2% de probabilidad de rentabilidad para Dos Bocas con base en la simulación de un modelo Monte Carlo para obtener la Tasa Interna de Retorno (TIR) y el Valor Presente Neto (VPN) del proyecto.

“En la última década, el margen de refinación (la diferencia entre el valor del producto refinado como producto final y el valor del petróleo crudo como insumo) promedio observado es de 1.9 dólares por barril de productos refinados, una cifra mucho menor al promedio de 70 dólares por barril de la mezcla de crudo mexicana.”

La Agencia Internacional de Energía y otras compañías petroleras estiman que el pico de la demanda por combustibles fósiles llegará antes del año 2030. En este sentido, se suma McKinsey & Company que señala que el valor del negocio de la refinación va a disminuir aproximadamente 35% de los niveles del periodo 2015-2019 hacia 2030.

Por último, la calificadora Moody´s indicó que, por la expansión de las actividades de refinación de Pemex, las pérdidas entre 2018 y 2020 por este concepto se estiman en 17 mil millones de dólares, mientras que la plataforma de producción y reservas de crudo continuará disminuyendo en 2021. Así mismo augura un futuro complicado a medida que incremente la producción de combustibles, haya menor inversión en capital, los próximos vencimientos de deuda y precios volátiles de petróleo y combustibles.

Impacto ambiental

Como en el caso del Tren Maya, el proyecto de Dos Bocas se enfrentó a serios cuestionamientos por carecer de Manifestación de Impacto Ambiental.

En su momento, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, afirmó que la Manifestación existía desde 2012 por lo que no había impedimento.

“Había tres MIA, la última fue de 2012, muy completa, porque en ese espacio se pensaba hacer una perforación de 93 pozos”.

Rocío Nahle, secretaría de Energía.

No obstante, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Greenpeace México, el Centro para la Diversidad Biológica (CDB) y Naturalia, consideraron que la MIA mencionada no proveía de información completa, exhaustiva y adecuada que tomara en cuenta los principios de prevención y precaución para garantizar el derecho a un medio ambiente sano.

En 2018, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) había presentado ante la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) una denuncia en contra de Petróleos Mexicanos (Pemex) y quienes resulten responsables por haber realizado el desmonte de vegetación en el lugar sin contar con autorización de cambio de uso de suelo forestal ni con la autorización de impacto ambiental requerida para la construcción del proyecto.

“Lo anterior quiere decir que Pemex no está dando a conocer cuáles son las obras asociadas al proyecto principal, mismas que podrían ocasionar impactos ambientales como la fragmentación de los hábitats, modificación de los escurrimientos naturales, compactación de suelo, pérdida de filtración, así como afectación al humedal y la vegetación de manglar presente en el área, entre otros. En el caso concreto de Dos Bocas se omitió describir todos los proyectos accesorios, asociados y complementarios que formarán parte de este. Para la etapa de preparación del sitio y construcción se omitió la descripción de las obras para las vialidades, vías férreas, sistemas enterrados y drenajes”.

Con el tiempo encima

La estimación de Pemex fue que la refinería comenzaría sus operaciones al cien por ciento en 2023, no obstante, el presidente López Obrador aseguró que será el 2 de julio de 2022 cuando se inaugure con la esperanza de que para finales del próximo año México alcance la autosuficiencia.

“La vamos a inaugurar el día 2 de julio del año próximo y se va a llamar Olmeca, como homenaje a la cultura madre”

Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el documento Caso de Negocio Refinería en Dos Bocas, se espera que la nueva refinería aporte entre 174.9 mil y 177.11 mil barriles diarios de gasolinas regular y premium, y entre 126.61 y 127.42 mil barriles diarios de diésel, entre otros productos.

En términos de costo, el proyecto estaba calculado en 9 mil 800 millones de dólares, sin embargo, se reportaron gastos extraordinarios por 900 millones a causa de ampliaciones al proyecto.

Según testimonios anónimos otorgados a Bloomberg, el costo final podría ascender a 12 mil 500 millones de dólares entre retrasos en la construcción, el aumento de los costos de los materiales y un presupuesto que puede haber sido poco realista desde el principio.

A un mes de su inauguración oficial, se han reportado contratiempos derivados del retraso en la liberación de recursos para el pago a los contratistas. Los retrasos o reticencias hacia la autorización de mayor presupuesto apuntan al actual contexto electoral, por lo que se preferiría mantener el sincretismo sobre cualquier aumento en el costo total de la obra hasta pasados los comicios.

Con información de Ceiba, México Cómo Vamos, Reporte Índigo, El Financiero.

Recommended Posts