felicidad

Hoy somos más infelices

No se cansaba de repetir el año pasado que con su llegada al poder el pueblo estaba “feliz, feliz, feliz”. La realidad apunta en otra dirección.