#Especial: Neza crea su propia estrategia contra pandemia… grupo de científicos

El municipio más grande de la zona metropolitana por dos meses representó poco más del 22% de casos de contagio a nivel nacional

Ha sido bastante complicado desde que se anunciaba la llegada de la enfermedad al país, ya observábamos algunas cuestiones que nos ponían en mayor riesgo porque al estar conurbados y ser parte de esta gran metrópoli, ya se veía una catástrofe, dijo en entrevista exprofeso con CiudadanosEnRed el presidente municipal de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa.

Ciudad Neza, como se le conoce, donde cada kilómetro cuadrado de superficie alberga en promedio a 17 mil 537 personas pasa por una “grave crisis” para atender a sus habitantes porque solo tienen dos hospitales: Hospital General La Perla que fue destinado a la atención de casos de Covid-19 y el Hospital General Gustavo Baz Prada, ambos desbordados y sin insumos.

Una localidad cuya población se dedica al comercio y que a diario viajan a la Ciudad de México, a la Central de Abastos, para realizar sus compras, unos y, otros, a trabajar y por la noche solo llegar a dormir se encuentran ante una situación desprotegida por la pandemia porque tienden que atenderse en hospitales de municipios aledaños.

La pandemia puso en jaque a los “changarros” y todo el comercio local, que aunque no cerraron, padecen la ausencia de ventas.

En el día se ve poca gente. A veces transitan por las avenidas principales, en los tianguis, pero no precisamente en las calles. En el municipio más densamente poblado tiene miedo… de contagiarse de Covid-19.

Aunque el paisaje urbano ha absorbido eso que solían llamar “Nezahual-polvo”, en temporada seca, y “Nezahual-lodo”, en la de lluvias, Neza enfrenta sus problemas y los fantasmas de un pasado en el que incluso la defensa de un cubo de agua era lo cotidiano. 

La gran movilidad que tiene la población es lo que le preocupaba al alcalde perredista Juan Hugo de la Rosa, pues colinda con la Ciudad de México y con el municipio de Ecatepec.

Cuando el gobierno federal anunció que se suspendían actividades, en cascada lo hicieron los demás gobiernos, incluyendo al Estado de México, pero cuando tocó al municipio más grande de la zona conurbada suspender actividades, el presidente Juan Hugo de la Rosa se hizo la pregunta: “¿Cuál suspendo?”.

Manifestó que si se dejaba de recoger la basura, de suministrar el agua potable, si  se dejaba de atender el alumbrado público, detener las redes de drenaje, de atender la seguridad, el municipio se convertiría en un caos dado que en Nezahualcóyotl se encuentra uno de los depósitos de basura más grande en Latinoamérica.

Cada día llegan a este lugar 12 millones de kilogramos de desechos que generan preocupación y molestia entre la población, por ello el alcalde determinó continuar con la recoleta.

Desde el gobierno federal y con un total desconocimiento de la operación, se determinó que en el municipio de Nezahualcóyotl se cerrara los Registro Civil, sin embargo, Juan Hugo de la Rosa atravesó por otro dilema: “¿Quién va a registrar las defunciones?”.

“Somos el municipio más densamente poblado, significa alto riesgo. Tenemos alrededor de 17 mil 500 habitantes por cada kilómetro cuadrado. Estas característica nos ponían en una situación grave”, dijo el presidente.

Toda la zona oriente del Valle de México se convirtió en el foco principal a nivel nacional; “llegamos a representar un poco más del 22% de casos de contagio a nivel nacional, solo esta zona”, contó el alcalde.

Actualmente, Ciudad Neza, representa el 11.3%, “hemos bajado, se ha ido a la mitad, en cuanto a lo que representa el número de casos”.

Durante dos meses ocupó el quinto lugar a nivel nacional en el número de contagios pero gracias al trabajo con la comunidad se desplazaron al sitio 20, lo que quiere decir una contención de la propagación del virus.

El presidente municipal contó que debido al los altos índices de contagios, vino a evidenciar la problemática que se viene arrastrando desde hace años en el sistema de salud.

Narró que tuvieron que tomar la decisión de convocar a especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) para armar un pull que nos ayudara a resolver de inmediato la propagación del coronavirus.

Mencionó que actualmente hay 7 mil 255 casos, un número elevado en las últimas semanas, de éstos, dijo, se han atendido en diversos hospitales de la Ciudad de México, 4 mil 919 y los que son atendidos en Tlalnepantla, Ecatepec, Los Reyes la Paz e Ixtapalauca, que es donde ha ido a parar mucha de la población son 2 mil 267.

“Más de dos terceras partes de la población que ha sufrido la enfermedad ha sido diagnosticada y atendida en la Ciudad de México y menos de una tercera parte en el Estado de México”, dijo.

¿Imagínate si no nos hubieran recibido a la gente? -comentó.

Si llegamos a 27 mil muertos, hubieran sido más. Urge avanzar en la infraestructura hospitalaria, por ello estamos solicitando al gobierno del Estado de México que nos done un predio, dado que IMSS ha manifestado su disposición para que se puedan construir dos hospitales en Nezahualcóyotl, pero requerimos los predios.

“Sé que no se va a poder hacer en 10 días, pero necesitamos buenas noticias para toda la gente que ha perdido a un ser querido por coronavirus”.

El presidente municipal manifestó que sería una aliciente para atender casi a la mitad de la población de Nezahualcóyotl.

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados