Compartir esta publicación

Las de hoy / Últimas noticias

¿Por qué detuvieron a César Duarte?

detención César Duarte

La aprehensión coincidió con la visita de AMLO a la Casa Blanca y se dio a conocer justo después de la conferencia conjunta con Donald Trump.

Redacción CER

El exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, fue detenido este jueves en Miami, Florida, tras tres años de esta prófugo de la justicia mexicana.

Las autoridades estadounidenses informaron este miércoles que el ex gobernador priista fue detenido por los delitos de peculado y malversación de los recursos del Estado.

Ese año, justo después de que concluyera su mandato, se presentaron al menos 11 órdenes de aprehensión por este delito, ocurridos casi al mismo tiempo que corría la administración de Enrique Peña Nieto.

El juicio comenzó en octubre de ese año, cuando el Poder Judicial de Chihuahua emitió la primera orden de aprehensión por una deuda pública de 48 mil millones de pesos, afectación al erario local por 6 mil millones de pesos y desvíos de recursos del estado en favor electoral del Partido de la Revolución Institucional (PRI) por 250 millones de pesos durante 2015, publicó Infobae.

Aunado a eso, existen otras 21 órdenes de aprehensión por delitos de corrupción, desvíos de recursos públicos y enriquecimiento ilícito, ya que durante su gobierno adquirió 40 hectáreas en ranchos esparcidos en distintas ciudades de Chihuahua, así como propiedades en Estados Unidos. 

Después de que se diera a conocer la orden de aprehensión en su contra, Duarte Jáquez huyó de Chihuahua y se mantuvo oculto de la justicia en la casa que tenía en El Paso, Texas.

En 2017, el ex gobernador fue visto comprando una camioneta  y comiendo en restaurantes de esa ciudad fronteriza. Las autoridades sabían que se escondía en aquella ciudad, donde también tenía negocios.

También se sabe que sus papeles vencieron en 2018, y desde entonces estaba como ilegal en el país vecino. Pero eso no le impidió seguir viajando por todo el territorio estadounidense.

Pese a todo esto, ninguna autoridad había trabajado en el seguimiento y detención del ex funcionario.

Tuvieron que pasar tres años y tres meses para que la policía de investigación de Estados Unidos anunciara la detención de Duarte y se comenzaran los trámites de extradición a México.

La captura del ex gobernador priísta coincidió con la visita que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador al mandatario estadounidense Donald Trump, para afianzar los lazos entre las dos naciones.

Justo después del mensaje conjunto que emitieron los presidentes, la Interpol anunció que Duarte Jáquez había sido aprehendido en Florida.

Compartir esta publicación