Compartir esta publicación

Entérate / Lo de hoy / Seguridad / Últimas noticias

#Especial: Obrador refuerza lucha contra CJNG pero no toca al de Sinaloa y el Golfo

#Especial: Obrador refuerza lucha contra CJNG pero no toca al de Sinaloa y el Golfo

La polémica “pacificación” que propuso López Obrador con la Guardia Nacional para terminar con la cruel guerra del narco que no cumplió

Por @JorgedeLuna

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha maniatado a las Fuerzas Federales para hacer frente a grupos delictivos de gran poder económico y de logística armamentista con su orden suprema de General Cinco Estrellas: abrazos no balazos.

En México los grupos delincuenciales del narcotráfico por más de cuatro décadas apuestan por los hombres en el poder y, éstos, con la fuerza del Estado manifiestan su postura con qué grupo están o con cuál no.

A todas luces, el gobierno morenista del tabasqueño a dejado de combatir a los grupos del norte: el cártel de Juárez, el de Sinaloa y el del Golfo, mientras que ha enfilado sus baterías contra el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG),

Ya no hay guerra

AMLO

La declaración de Andrés Manuel López Obrador que desató polémica en México.

El comentario duró unos segundos. Pero fueron suficientes para desatar una nueva polémica sobre la seguridad en México.

De acuerdo con la BBC News, casi al terminar la conferencia de prensa del 30 de enero de 2019, un periodista le preguntó al presidente Andrés Manuel López Obrador: “¿Se acabó la guerra contra el narco?”.

“No hay guerra” respondió el mandatario. “Oficialmente ya no hay guerra. Nosotros queremos la paz”.

La frase de López Obrador surgió cuando explicaba la estrategia de seguridad de su gobierno, que busca reducir la violencia y homicidios más que capturar a grandes capos.

Pero la declaración desató controversia en pocas horas. Algunos cuestionaron que se pretendiera dar por terminado el conflicto con una declaración a periodistas, consignó la BBC el pasado 1 de febrero de 2019.

“No se puede el borrón y cuenta nueva”, dijo el analista en seguridad Alejandro Hope.

“En el gobierno hay una lógica de tabla rasa, quiere dejar atrás el pasado y construir el país de cero, pero esto no se puede”, comentó Hope al diario Excélsior.

Otros como el periodista Ciro Gómez Leyva preguntaron cuál guerra pretende terminar el presidente.

“Los criminales siguen ahí y si no se les derrota allí seguirán”, dijo en la televisora Imagen.

Esa guerra terminará cuando el 90% de los mexicanos vivamos en paz, tranquilos, seguros

Ciro Gómez Leyva

El Ejército y la Marina todavía encabezan las principales operaciones contra el tráfico de drogas

El actual gobierno puso en sus manos en Alfonso Durazo, exsecretario de Seguridad Pública para acabar con la delincuencia, sin embargo, fue un secretario de “florero” que no logró ni siquiera acabar con los delitos del fuero común.

El tabasqueño optó por militarizar el país al darse cuenta que la situación de narcotráfico, al inicio de su administración en 2018, estaba y, sigue, incontrolable, por lo que propuso crear la Guardia Nacional, como una especie de “salvadora de la nación” que acabaría de un plumazo con la expansión de grupos delincuenciales a lo largo y ancho de la República Mexicana.

En zonas como Tamaulipas en el noreste, Michoacán en el occidente o Guerrero en el sur, la vigilancia de carreteras y comunidades es, fundamentalmente, de militares.

Para relevarlos de esas tareas López Obrador propuso una Guardia Nacional.

Es una corporación formada por las policías Militar y Naval, así como parte de los elementos de la Gendarmería y la Policía Federal.

La Cámara de Diputados aprobó el decreto para su creación.

Claramente, esto es: militarización del país, dijeron especialistas en seguridad y, entonces, López Obrador abandonaba la idea, su idea, de “sacar al Ejército de las calles y regresarlo a los cuarteles” como había prometido.

Destruyó a la Policía Federal, calificándola de corrupta y enfrentándose a sus elementos, que si bien estaba infiltrada por el narcotráfico, no en su totalidad, pues costó mucho dinero del erario echar a andar esa corporación que de un plumazo el gobierno morenista acabó.

policia-federal

El Cártel de Sinaloa, el más poderoso del mundo, según el gobierno de EE.UU.

Es uno de los enemigos que ha trastocado la seguridad interna de Estados Unidos, por ello, ordenaron la captura y extradición de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, su líder, ahora preso y condenado a una cadena perpetua.

Ricardo Ravelo, en su artículo “Amlo el amigo de los narcos…”, publicado en Sinembargo.mx el 3 de abril de 2020, dio a conocer que la lucha contra el Cártel de Sinaloa no terminó con la captura y sentencia de “El Chapo”: ahora siguen siendo investigados y perseguidos otros de sus miembros importantes, como Ismael “El Mayo” Zambada, quien se mantiene agazapado y al cobijo del Gobierno de la Cuarta Transformación, pues no se le molesta y menos se le persigue.

El especialista, informó que de Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”, nada se sabe; en 2014 sus familiares dijeron que había muerto, pero hasta ahora ninguna autoridad ha confirmado tal deceso. Al parecer tampoco importa averiguarlo.

De igual forma son perseguidos los hijos de Guzmán Loera –Iván Archivaldo, Ovidio y Jesús Alfredo Guzmán–, así como el tío de ellos,  Aureliano Guzmán Loera, conocido en el mundo del hampa como “El Guano”.

Es por ello que para Washington no debió ser muy agradable la actitud del presidente Andrés Manuel López Obrador de saludar a la madre de Joaquín Guzmán –Consuelo Loera– en el municipio de La Tuna, Sinaloa, tierra natal de “El Chapo”, y quedarse a comer con la familia criminal más repudiada dentro y fuera de México, con excepción de quienes reciben beneficios de ellos, concluyó Ricardo Ravelo.

La Cuarta Transformación se enfila contra el CJNG

El articulista de El Financiero, Eduardo Gutiérrez Guerrero, dio a conocer el pasado 30 de noviembre que de acuerdo a un nuevo monitoreo realizado por Lantia Consultores, de las personas que de enero a octubre de este año fueron detenidas y puestas a disposición de la autoridad, y que los medios identifican como integrantes de alguna organización criminal, 309 son presuntos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación. Es decir que cada mes, en promedio, se arrestó a 31.

“La cifra es casi el triple a los 10.5 arrestos mensuales de integrantes del CJNGque en promedio se registraron en 2019. Es claro que el gobierno de AMLO tiene un blanco prioritario, y que ese blanco es el CJNG. En lo que va de 2020 las detenciones en contra de otros grupos criminales importantes, incluyendo al Cártel de Sinaloa, al Cártel del Noreste y a La Unión Tepito, han permanecido estables o incluso han disminuido”, reveló.

Compartir esta publicación

Deja tu Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Campos requeridos *

Usted tal vez utilice estos HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>