Médicos privados: desprotegidos y sin acceso a las vacunas

En su artículo “Mis colegas, los no vacunados”, Xavier Tello, médico cirujano y analista en políticas de salud, denunció que, tras cumplirse los 100 primeros días de la aplicación de las primeras dosis de la vacuna contra el COVID-19, el personal de salud privado continúa a la deriva y sin acceso a las vacunas, pese a que en este sector los contagios siguen, lo que ha ocasionado el fallecimiento de muchos de ellos.

Cien días sin vacunas para el sector privado

La voz de Tello se suma a las protestas de miles de médicos generales y especialistas de los servicios particulares de salud que viven en la incertidumbre por no saber cuándo serán inmunizados, pese a estar contacto con pacientes de COVID-19 y a que México es el país con más muertes de personal de salud por el virus en el mundo.

Mañana serán 100 días vacunando. El personal de salud privado sigue sin vacunas. Sigue contagiándose y sigue muriendo”, denuncia Tello.

Xavier Tello

Cansados de la espera, este lunes decenas de ellos bloquearon la calzada de Tlalpan a la altura de la estación Las Torres del tren ligero, en protesta por la falta de atención que ha tenido el gobierno capitalino a sus demandas.

Por su parte, las autoridades de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México aseguran que se trata de un asunto de competencia federal y niegan que la titular de la dependencia, Oliva López, haya tenido programada alguna para discutir un posible plan nacional de vacunación para ellos.

Desprotegidos pese al riesgo

El doctor Tello denuncia que el gobierno no tiene una política ni planes que tomen en cuenta al sector privado para su vacunación. Señala que, desde un inicio, las autoridades “se las ingeniaron” para crear un sistema discriminatorio que incluía al personal de primera línea, pero relegaba a quienes atienden casos de COVID-19 desde consultorios, clínicas y hospitales privados.

“La política de vacunación contra Covid del gobierno federal fue diseñada de una manera terriblemente ambigua respecto a la inmunización de los profesionales de la salud y es claro que nunca se incluyó a quienes trabajan en la medicina privada”.

Sin embargo, el doctor Tello explica también que no solo los profesionales de la salud que trabajan en el sector privado han sido relegados: muchos pertenecientes al sistema de salud pública continúan sin inmunizar o solamente han recibido una dosis de la vacuna.

No hay una estrategia

El experto en comunicación farmacéutica y biotecnológica explica en su columna que en otros países sí se ha incluido sin distinción a todos los médicos y personal de salud, por lo que resultan incomprensibles las decisiones que ha tomado el gobierno mexicano al respecto hasta el momento.

Cien días después, es completamente absurdo que muchos médicos, personal de enfermería, auxiliares, intendencia, laboratoristas, paramédicos y una buena parte del personal administrativo no esté simplemente considerada. Lo peor: que exista una abierta discriminación hacia aquellos que no trabajan en la medicina institucional.

En México, la respuesta ante este grave problema se ha limitado al planteamiento deel subsecretario Hugo López-Gatell de crear listas y censos del personal de salud privado, a fin de saber cuántos son y cuáles serían las verdaderas dimensiones el personal médico que falta por vacunar.

Sobre este censo, Animal Político informó este domingo 4 de abril que ya se llevo a cabo y que incluso “se entregó a las autoridades el que le solicitaron a la Asociación Nacional de Hospitales Privados y al Consorcio de Hospitales Privados”.

Mientras tanto, el doctor Tello asegura que se desconoce la utilidad de dichas listas, pues no existe una metodología para usarlas ni una calendarización para aplicar las vacunas con base en la información recabada. El experto describe como perversa y discriminatoria la propuesta:

“Lo verdaderamente perverso de esta propuesta es que, cada uno de los interesados debe demostrar el tipo de riesgo al que está sometido. Además de ser verdaderamente absurdo, ya que no existe una forma sistematizada de medir el riesgo (un médico o enfermera de un consultorio de una farmacia pueden contagiarse con un solo paciente), esta (nueva) política es, como lo menciono arriba, simplemente discriminatoria“.

Con información de La Lista y Animal Político

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados