AMLO ha contratado más deuda externa que Peña Nieto

El periódico Reforma dio a conocer este lunes que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador contrató 46% más deuda externa que la adquirida durante la administración de Enrique Peña Nieto en los primeros 26 meses de su gestión, al registrar un incremento de 22 mil 332 millones de dólares durante ese periodo. “En términos de monto, la diferencia entre el aumento de la deuda de AMLO y EPN es de 7 mil 30 millones de dólares”, señala el diario.

La deuda de Pemex, al centro

Según la información proporcionada por el medio, el experto del Centro de Investigaciones Económicas y Presupuestarias (CIEP), Carlos Vázquez Vidal, atribuyó el incremento de la deuda externa a cinco factores: la amortización de la deuda, los apoyos a Pemex, la baja en las tasa de interés a nivel internacional, la caída en los ingresos presupuestarios a causa del COVID-19 y el no haber hecho ajustes al gasto gubernamental.

Para Vázquez Vidal, la pérdida de grado de calificación de Pemex ha tenido como consecuencia dificultades para conseguir financiamiento para pagar su deuda, por lo que el gobierno anunció una medida para que Hacienda emitiera los instrumentos de deuda por Pemex para pagarla.

“Entonces lo que vemos es una disminución en la deuda de Pemex y un incremento en la del Gobierno federal”, señala el analista.

El experto del CIEP también señala que, tras la caída de las tasas de interés a nivel internacional, la Secretaría Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha optado por el financiamiento externo por encima del interno.

Programas sociales y Banco Mundial

De acuerdo con la información de Reforma, los préstamos otorgados por el Banco Mundial a la administración de López Obrador suman 3 mil 855 millones de dólares, una “cifra 53% superior al financiamiento recibido por la misma institución durante todo el sexenio de EPN”.

En el Gobierno de Peña Nieto, el Banco Mundial otorgó 17 créditos por un total de 2 mil 331 millones de dólares. Entre los créditos otorgados por la institución en el actual Gobierno federal destaca uno de mil millones de dólares cuyo objetivo era proveer liquidez y establecer instrumentos para fortalecer el crédito ante la pandemia.

Además, según el análisis de Carlos Vázquez, el haber mantenido el gasto presupuestal para los programas sociales y los proyectos de infraestructura del gobierno federal (como el Tren Maya) mientras los ingresos disminuían finalmente representó una gran presión a la deuda.

En términos totales, considerando tanto la externa como la interna, el Gobierno federal ha elevado su deuda en 75 mil 545 millones de dólares, un 67% más que el aumento presentado en el mismo periodo de la administración de EPN.

Con información de Reforma

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados