#Reportaje: Faltan espacios de rehabilitación para los recuperados de COVID

Por Gabriela Rivera

@gabs_07

Las secuelas que deja el COVID-19 son muy variadas y los médicos aun estudian los posibles daños en pulmones y las vías respiratorias, así como las terapias de rehabilitación que pudieran necesitar.

Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, explicó que el sistema de salud pública estima que solo 5% de las 500 mil personas que se han recuperado de coronavirus requerían algún tipo de rehabilitación pulmonar.

“La verdad es que, al igual que como hemos mencionado en ocasiones anteriores, en general, las personas que enferman de COVID-19 tiene un cuadro leve o un cuadro moderado y no van a tener ninguna secuela y probablemente las personas que hayan tenido cuadro grave, inclusive un cuadro crítico con las personas que requerirán probablemente algunas de ellas, no todas, de algún tipo de terapia de rehabilitación pulmonar”, dijo el funcionario el domingo pasado.

El funcionario explicó que estas terapias se realizan en conjunto con el DIF y la Fundación Teletón, además de las instituciones de salud que brindan ese servicio.

Sin embargo, el funcionario detalló que no tienen datos sobre el estado de las personas que se recuperaron de la enfermedad, ni tampoco de aquellas que necesitan la rehabilitación y que encontraron saturados los servicios de salud.

Rosa tuvo COVID-19 en junio pasado. Si bien su cuadro no fue crítico, los médicos la internaron en el Hospital Mc Gregor del IMSS para monitorear que sus pulmones no colapsaran, ya que tenían un daño previo por un asma mal atendida.

Estuve una semana hospitalizada en el área de terapia intermedia. Afortunadamente no necesitaron entubarla y solo requirió oxigeno para que sus pulmones funcionara bien en lo que pasaba la enfermedad.

Después de eso, llegó a consulta con un médico del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), quien le dijo que necesitaba rehabilitación pulmonar, ya que tenía un daño por el coronavirus que se sumaba al problema anterior.

Rosa fue la semana pasada a sacar su cita al instituto, pero se encontró con que los servicios están saturados y tendrá la primera sesión de rehabilitación hasta la primera semana de diciembre. 

“Esta muy lleno, no hay citas, la gente está formada esperando conseguir un lugar lo antes posible, pero el personal no se da abasto” dice Rosa.

Ella asegura que se siente bien, pero ya se ha dado cuenta que se cansa más rápido al caminar o cuando hace alguna actividad que le requiera mucho esfuerzo físico. Además el tener que usa tapabocas no le ayuda y en ocasiones siente que se sofoca.

Cuando le dijeron que la rehabilitación le ayudaría a que sus pulmones se recuperaran sintió alivio, pero ahora está preocupada porque faltan más de dos meses antes de que pueda ir a la primera sesión.

Pese a la saturación de los servicios, Cortés Alcalá aseguró que todas las personas que hayan padecido COVID y tengan secuelas pulmonares neurológicas o de cualquier otro tipo deberán recibir terapias de rehabilitación.

¿Por qué es importante la rehabilitación?

Diversos estudios han encontrado que el coronavirus deja una fibrosis en los pulmones, lo que dificulta la respiración en los pacientes recuperados, incluso en aquellos que cursaron la enfermedad sin complicaciones médicas.

“Médicos de Hong Kong han descubierto una reducción de la función pulmonar y una persistente disnea en algunos pacientes de coronavirus, a pesar de haber superado la infección viral. Aunque sólo han podido examinar un grupo comparativamente pequeño, hay indicios iniciales de posibles efectos tardío”, dice un estudio de la Asociación Médica Latinoamericana de Rehabilitación.

Un estudio más reciente presentado por la Sociedad Europea de Respiración, encontró que después de12 semanas de haber estado enfermo, los pacientes comenzaron a mostrar signos de recuperación pulmonar, y el daño ocasionado por el virus se redujo dramáticamente.

Sin embargo, en estos casos la rehabilitación pulmonar es esencial para la recuperación de estos órganos. Juan Manuel Márquez Chávez, neumólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 27 “Dr. Alfredo Badallo García”, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explica que los pacientes llegan a perder hasta 15 kilos, dependiendo de la gravedad de su enfermedad.

Esto afecta directamente al diafragma y , por lo tanto, a la capacidad pulmonar. Por ello es importante realizar ejercicios de rehabilitación en los hospitales. En caso de que no se tenga acceso a ellos, hay otras cosas simples que se pueden hacer, como soplar aire por un popote en un vaso de agua, a fin de ir fortaleciendo los pulmones.

“Es importante que haya un seguimiento en los pacientes que están dando de alta porque todavía presentan un proceso inflamatorio latente. Deben ser vistos por el servicio de neumología para dar un tratamiento específico, en este caso esteroides a dosis ajustada, si no va a presentar mayor deterioro funcional y fibrosis.

“Es un buen momento para que la gente se dé cuenta que no sólo es el COVID-19 como tal, sino hay que empezar a ver las posibles complicaciones y tener un tratamiento más precoz para que esa fibrosis no siga perdurando, expuso el especialista”, dijo el médico.

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados