“Sembrando Vida” paga a los campesinos por deforestar, quemar y desmontar terrenos forestales

 “Sembrando Vida” paga  a los campesinos por deforestar, quemar y desmontar terrenos forestales

Fuente: Lasaltasmontanas.com

Gabriel Quadri publicó en su cuenta de Twitter un nuevo testimonio sobre las irregularidades en la operación del programa social Sembrando Vida. En el video de 1:35 minutos, se puede observar la tala y quema de árboles que los habitantes llevan a cabo para poder recibir el ingreso mensual que les otorga el programa.

Crimen ecológico

En las imágenes publicadas por el candidato a diputado federal se puede observar el testimonio de una mujer, quien denuncia que los habitantes destruyen la selva con la intención de demostrar que tienen un terreno para sembrar y recibir los recursos que les da el gobierno por hectárea como parte del programa.

Justo donde vivo, agarran y queman para poder tener un terreno vacío, porque Sembrando Vida no te da árboles si no tienes un terreno así pelón. Entonces vienen y desmadran la selva (…) Tiene un año y medio en el programa de Sembrando Vida. Son tres hectáreas que no han hecho nada, nada más vienen a talar cada dos meses para que no se suba el monte y todos los árboles que les da Sembrando Vida no los siembran”.

De acuerdo con información publicada en el sitio web del presidente, los trabajadores del campo que participan en el programa reciben un sueldo de 5 mil pesos para sembrar los árboles frutales y maderables. De ese monto, se les entregan 4 mil 500 pesos y otros 500 pesos “se quedan en una caja de ahorro de la Secretaría de Bienestar para que con ese dinero se extienda el apoyo al menos un año después de que concluya la actual administración”.

Su objetivo no es la reforestación

Sembrando Vida es uno de los programas que más ha impulsado López Obrador en su administración. Sin embargo, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés), reportó que en 2019 se registró una pérdida de 72 mil 830 de bosques en los municipios donde se implementó el programa.

En su informe “Análisis de los impactos en las coberturas forestales y potencial de mitigación de las parcelas del programa Sembrando Vida implementadas en 2019”, WRI concluye que Sembrando Vida “no tiene como objetivo prioritario la restauración forestal y tampoco la reforestación”.

AMLO lo quiere llevar a Centroamérica

Pese a todo lo anterior, el presidente señaló en la conferencia matutina de este miércoles que el programa ha significado llevar a cabo acciones y no seguir con la “demagogia” de quienes combaten el cambio climático, pero no actúan en consecuencia.

Hemos destinado 100 millones de dólares para ayudar en programas como Sembrando Vida, para que la gente en sus tierras siembren árboles frutales, maderables. Imagínense cuánta demagogia hay sobre el cambio climático y ¿qué se hace?, nada, por eso es demagogia. ¿Qué no se pueden sembrar millones de árboles en Centroamérica, en toda América Latina? ¿Qué no ayuda eso para evitar el cambio climático? Eso es acción. ¿Y cuesta mucho? No. ¿Para qué se habla tanto y no se actúa?”

Dijo que en el programa de Sembrando Vida se han invertido 1.2 mil millones de dólares al año y se le ha dado trabajo a más de 400 mil sembradores campesinos. Agregó que, si el Congreso estadounidense aprueba que se destinen 4 mil millones de dólares para Centroamérica, el programa se triplicará.

Es sembrar tres millones de hectáreas, más de un millón de empleos de inmediato, en un mes. Y nosotros ayudamos en toda la asistencia de organización y agronómica, tecnología, pero se requiere tomar decisiones.

Sobre la corrupción, dijo que “no necesariamente tiene que pasar el dinero que se autorice por los gobiernos”, sino que se puede entregar de manera directa a los pueblos y a sus organizaciones.

“Un despilfarro colosal”

Quadri ha denunciado constantemente la destrucción de los recursos naturales y las irregularidades del programa. Apenas en marzo mostró también imágenes de la tala de árboles en Yum Balam, un Área Natural Protegida de la isla de Holbox, en Quintana Roo.

En su artículo para el diario El Economista, titulado “Ganar la Cámara de Diputados y detener ‘Sembrando vida'”, señala que este programa, que cuenta con un presupuesto de 28 mil millones de pesos para 2021, tiene un carácter clientelar ostensible.

‘Sembrando Vida’ es un despilfarro colosal de recursos del erario para establecer una vasta red político-electoral, sin estudios de factibilidad ni estudios de mercado, o ecológicos y edafológicos, sin consideraciones de biodiversidad”. 

Afirma que su implementación ha provocado el abandono de las áreas naturales y ha significado “recortes presupuestales incapacitantes a nuestros Parques Nacionales y Reservas de la Biósfera”, así como a programas para el desarrollo sustentable que demostraron su eficacia durante décadas.

Ha causado en dos años la devastación de más de 150,000 hectáreas de bosques y selvas (superficie equivalente al territorio total rural y urbano de la Ciudad de México), ya que paga – literalmente – a los campesinos por deforestar, quemar, tumbar y desmontar terrenos forestales. El incentivo para ello es avasallante: 5 mil pesos mensuales a cambio de participar en una impostada ‘siembra’ de árboles ‘frutales y maderables'”.

Te puede interesar también: Necesitamos salvar a México del populismo: Gabriel Quadri

Con información de El Economista y lopezobrador.org.mx

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados