Rumbo a 2024, los resultados de un sexenio fallido

A dos años de las próximas elecciones federales, es claro que la propuesta lopezobradorista se quedó corta frente a los problemas del país.

La salida

Andrés Manuel López Obrador escribió en 2018 su libro “La salida” en el que definió la estrategia y objetivos de su gobierno. A dos años de que se retire de la presidencia, Demetrio Sodi, miembro de Futuro 21 y líder el proyecto #Sodi24, hace una pertinente comparación sobre lo que se dijo y los resultados visibles.

“Si triunfamos en el 2018 y llevamos a cabo los cambios que proponemos, a finales del sexenio, es decir en el 2024, habrá en la sociedad mexicana en su conjunto un nivel de bienestar y estado de ánimo completamente distinto. Esta nueva circunstancia de menos desempleo y pobreza será el fruto obtenido por la aplicación de una nueva política económica con desarrollo, seguridad y fortalecimiento de valores culturales, morales y espirituales”.

Andrés Manuel López Obrador

Entre estas promesas que se han quedado en el aire, el libro menciona un crecimiento a una tasa promedio anual del 4% para cerrar en 2024 con un 6%, no obstante, el crecimiento para 2022 y 2023 se estima en 1.8%.

Así mismo, habló de la autosuficiencia en granos como maíz y frijol, también en productos como carne de res, cerdo, aves y huevo, hasta previó una baja en la importación de leche. Por el contrario, la importación de maíz creció en 22% respecto a 2021 y recientemente se firmó un acuerdo para aumentar la compra a Estados Unidos de leche en polvo.

Estos objetivos tenían la meta superior de terminar con el hambre y la pobreza en México. Incluso, imaginó un futuro en el que nadie se quedaría sin oportunidad de estudiar, de acceder a servicios de salud y con un país más seguro ya que, en sus palabras, “la delincuencia organizada estará acotada y en retirada y los índices delictivos serán 50% más bajos”.

Como Sodi lo reconoce, sí hubo factores externos como la pandemia y la guerra Rusia-Ucrania que intervinieron en los pronósticos; sin embargo, no explican en suma el fracaso del gobierno en estos rubros.

Freno a las inversiones y al crecimiento

Sodi es puntual en señalar que la descalificación y la falta de apoyo al sector empresarial han minado la inversión provocando un estancamiento del crecimiento económico y el empleo. Aunque López ha presumido por todo lo alto un mayor presupuesto a los programas sociales, los indicadores reportan un importante aumento de la pobreza y de la migración.

En cuanto a educación y salud, hay crisis provocadas por las propias políticas del gobierno y la necedad del presidente. De la misma forma en materia de seguridad pública, donde la estrategia de militarización y dar “abrazos, no balazos” ha permitido que delincuentes actúen con total impunidad.

“Está claro que este es un sexenio perdido, que dejará como principal herencia una difícil situación financiera en el gobierno por el costo de los programas sociales y para mantener funcionando el aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya que se han podido financiar, en gran parte, por el uso de ahorros y fondos que se tenía de años anteriores y que ya no existen”.

Demetrio Sodi

Frente a este contexto, Sodi propone pasar de la crítica a la propuesta para enmendar las consecuencias de las decisiones tomadas por este gobierno. Lo primero, resalta, es ganar las elecciones en 2024 para evitar que el hoyo de la 4T se profundice más.

“Si queremos que sea “2024 La salida” y no el regreso al pasado, la primera condición es ganar la Presidencia y el Congreso y proponer un programa de desarrollo que sea un reto hacia el futuro y no aferrarnos a un pasado que durante 40 años tampoco logró el crecimiento económico necesario para crear los empleos y las oportunidades para reducir la pobreza que sigue enfrentando 50% de la población”.

Demetrio Sodi

Con información de El Economista.

Recommended Posts