El poder adquirido por el Ejército no es sano para la democracia

 El poder adquirido por el Ejército no es sano para la democracia

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) advirtió que el poder que ha adquirido el Ejército Mexicano con López Obrador no es sano para la democracia en México.

Una guerra perdida

En un informe titulado “México militarizado: una guerra perdida que no ha traído la paz”, WOLA señala que el presidente López Obrador ha profundizado la militarización en el país fuera y dentro de la seguridad pública, al asignar al Ejército labores civiles como la construcción de obras de infraestructura, tales como los Bancos de Bienestar, el Aeropuerto Felipe Ángeles y el Tren Maya, además de involucrarlos en la campaña de vacunación contra COVID-19.

WOLA cuestiona el hecho de que López Obrador, en campaña y cuando asumió la presidencia, se haya comprometido a transformar la estrategia de seguridad de los dos gobiernos anteriores para finalmente, y de manera contradictoria a sus anteriores dichos, dar al Ejército una presencia cada vez mayor en todos los ámbitos:

No obstante, ha profundizado la militarización tanto dentro como fuera del ámbito de la seguridad, creando una militarizada Guardia Nacional y asignando una gama de funciones civiles a las fuerzas armadas. ¿Qué implican estas decisiones para el presente y el futuro de México? ¿Cómo impactan en diferentes sectores de la sociedad mexicana? ¿Qué cambios hacen falta para salir de una fracasada guerra y consolidar la seguridad humana y el estado de derecho?

WOLA

Democracia en riesgo

WOLA recuerda que Latinoamérica es una región que ha estado marcada por las dictaduras militares y los golpes de Estado y advierte que, aunque México no llega a ser un gobierno militar, el incremento del poder que actualmente tienen las Fuerzas Armadas “difícilmente habla de una democracia sana”. “Con la seguridad pública y los proyectos emblemáticos del gobierno en manos militares, vale la pena cuestionar qué grado de poder retiene el gobierno civil sobre los militares”, apunta.

En este sentido, cabe recordar las palabras del presidente López Obrador durante la conmemoración del Día del Ejército Mexicano de 2020, cuando agradeció al Ejército por su participación activa en su Cuarta Transformación:

En esta nueva etapa de la vida pública, el gobierno que represento y que está conduciendo la Cuarta Transformación del país ha recibido de los soldados de México entrega plena para acabar con el cáncer de la corrupción y hacer realidad la justicia que nos permita garantizar la paz y la tranquilidad de nuestro pueblo.

Por eso, en nombre del gobierno que represento, en nombre del gobierno de la República, manifiesto en este Zócalo, corazón político, económico, social, cultural de México, en esta principal plaza pública de México, doy gracias a los integrantes de la Guardia Nacional por su gran apoyo en las tareas de seguridad pública con absoluto respeto a los derechos humanos.

Doy gracias a los ingenieros militares por su invaluable colaboración en la construcción de cuarteles, en la creación de las sucursales del Banco de Bienestar y en la construcción del aeropuerto general Felipe Ángeles, que será desde el 21 de marzo del 2022 el más moderno aeropuerto de nuestro país.

Doy gracias a soldados y oficiales que hasta ahora han producido nueve millones de plantas en viveros para el programa Sembrando Vida.

Doy gracias a médicos militares, a enfermeros y voluntarios de la Secretaría de la Defensa.

Doy gracias a quienes hacen posible las representaciones artísticas, a los integrantes de las bandas de música, a los integrantes de las bandas de guerra.

Doy gracias a los integrantes de las Fuerzas Armadas, por no olvidar su origen revolucionario y defender la Constitución y la democracia.

Doy gracias a los soldados y marinos, por no escuchar el canto de las sirenas y dar la espalda a la traición y al golpismo.

Doy gracias por estar a favor de la Cuarta Transformación que significa, en esencia, lograr entre todos los mexicanos, desde abajo, una sociedad mejor, un México más libre, más justo, más democrático y más fraterno.

Doy gracias al general Luis Cresencio Sandoval González, por ser un auténtico soldado de la patria, leal e incorruptible.

¡Que viva el Ejército Mexicano!

Te puede interesar también: AMLO y el ejército: los aliados inesperados

Con información de WOLA y Reforma

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados