Gobierno de austeridad: la remodelación de Palacio Nacional sólo costó 9 mdp

AMLO se empeñó en cambiar la sede el poder ejecutivo de Los Pinos a Palacio Nacional por una cuestión de austeridad.

“El próximo gobierno actuará con austeridad y sin lujos”

Muy lejos quedaron las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador sobre la vida austera y escasa de lujos en la que el próximo gobierno federal ejercería sus funciones si Morena ganaba la presidencia en 2018.

Un video del 2016 nos recuerda la promesa que campaña tras campaña AMLO repitió hasta el cansancio y se convirtió en su bandera personal.

No se va a gobernar con prepotencias ni fantocherías, no habrá desplantes de superioridad.”

¿Entonces qué pasó?

En días recientes se dio a conocer que, muy contrario a lo que este Andrés Manuel del 2016 proclamaba, presidencia de la república invirtió nada menos que 9 millones de pesos en remodelar Palacio Nacional, sede del poder Ejecutivo y residencia de López Obrador.

Algo sí cumplió, vivir en el corazón de la CDMX. Sin embargo, los trabajos que se realizaron con cargo al erario público no consisten precisamente en ver por los pobres.

Entre los cambios se cuentan: remoción de pisos viejos, demolición de muros y retiro de palafones. Se removió la vieja alfombra para colocar parquets de madre de encino americano y tzalam. Se adquirieron tableros de cedro rojo y se mejoró el aire acondicionado. 170 metros cuadrados de cubrieron de tapiz de tela.

Imagen: Eme Equis

Las tuberías se cambiaron así como la iluminación. De la misma manera, se cambiaron los parasoles por 63 carpas repelentes de agua de lluvia. Se restauró la cubierta del Patio de Honor y entre sus fantocherías mandó a hacer un óleo del General Lázaro Cárdenas que costó 139 mil 200 pesos.

Foto: Quién

Además se contrató por 250 mil pesos al florista Wilfredo López Vargas para el periodo de agosto y diciembre de 2020. En plena pandemia, cuando nadie entraba de visita al Palacio se decoró con alcatraces, astromelias, lilis, rosas y orquídeas.

Imagen de Eme Equis

Por medio de 12 contratos la Oficina de Presidencia gastó 9 millones para satisfacer las “necesidades” del presidente.

De acuerdo al reportaje:

Tras vivir en carne propia la experiencia, anunció que su gobierno desembolsaría 9 millones de pesos para remodelar las fachadas del inmueble e impermeabilizar la azotea. Estos contratos los otorgó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y se sumaron a otros 8 millones 972 mil pesos que salieron directamente de la Oficina de la Presidencia para embellecer el Palacio.

La justificación que ha dado presidencia ha sido que los trabajos de remodelación obedecen a cuestiones de imagen tales como ser la sede para la recepción de jefes de Estado, gobiernos extranjeros así como de ceremonias cívicas relevantes para el país.

¿Qué tal? Si hubiera sido otro gobierno, ¿qué hubiera dicho AMLO? Compártenos tu opinión.

Con información de Eme Equis, El Universal.

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados