Vinculan a Epigmenio Ibarra a posibles delitos electorales

De acuerdo con un reporte publicado por la redacción de Cuestione.com, el productor Epigmenio Ibarra podría estar involucrado en desvío de dinero con fines electorales.

Rodeado de corrupción

Según el reporte de Cuestione, dos colaboradores de Epigmenio Ibarra son dueños de la empresa mexicana Neurona Consulting, la cual es investigada actualmente por desvío de recursos públicos con fines electorales en tres países: México, España y Bolivia. Sus nombres: César Hernández Paredes y Gustavo Aguado Butanda, dueño del portal Revolución 3.0.

El escándalo del desvío de recursos en España surge a raíz de que el partido Podemos despidiera a José Manuel Calvente por violación, quien posteriormente los denunció por inflar contratos con “empresas de dudosa existencia, entre ellas Neurona Comunidad”. Esto llevó a que las autoridades investigaran a la coalición de Izquierda Unida y Podemos, por la presunta desviación de más de 400 mil euros, algo así como 10 millones de pesos.

Ese dinero habría sido enviado a Neurona Comunidad S.L, una empresa que se creó en Sevilla en marzo de 2019 y un mes después ya recibía pagos de la coalición Unidas Podemos, “por supuestos trabajos audiovisuales”. Se sospecha que en realidad es una empresa fantasma, tiene su registro en el papel pero no produce nada y solo sirve para desviar dinero.

Cuestiona.com

¿Qué relación tienen con Epigmenio Ibarra?

Cuestione.com señala que la empresa Neurona Comunidad “no se quedó con los millones, sino que envió casi todo a Creative Advice Interactive, una empresa con registro en Guadalajara, Jalisco”, transferencias que fueron ordenadas por el abogado Germán Cobos, quien es el representante legal de Neurona Consulting.

Neurona Consulting, como ya se había mencionado, es una empresa de César Hernández y Gustavo Aguado, colaboradores de Epigmenio Ibarra y del Corporativo Cobos y Cobos. Según la información de Cuestione, dicho corporativo obtuvo un contrato de Morena “para ‘consultoría estratégica y marketing político’, en marzo de 2020, por 1.8 millones de pesos”. 

Además, Cobos y Cobos comparte su domicilio en la capital con Atlas Digital, “una empresa de estrategia de comunicación que tiene en su directorio a Juliana María Hernández Mejía Mejía, socia original de Neurona Consulting e hija de César Hernandez Paredes, socio de Epigmenio Ibarra. Todo parece indicar que Neurona Comunidad de España, acusada de desviar recursos, sería una filial de la empresa mexicana Neurona Consulting”.

Finalmente, la información de Cuestione señala que en los años 2017 y 2018, el gobierno boliviano encabezado por Evo Morales “pagó a Neurona de México unos 30 millones de pesos por adjudicación directa, para la realización de un puñado de videos. Tres meses después de operar en Bolivia, Neurona llegó a España en forma de Neurona Comunidad, justo a tiempo para las elecciones generales de abril de 2019 en ese país”.

El problema es que, de confirmarse estas redes de financiamiento irregular, Podemos, Morena y Evo Morales estarían incurriendo en más de un delito electoral y financiero, mientras que el productor Epigmenio Ibarra quedaría al centro de esta trama.

Te puede interesar también: La 4T hace préstamo de 150 millones a Epigmenio Ibarra

Con información de Cuestione.com

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados