Combate al huachicol: la estrategia fallida de la 4T

huachicol

Aunque en 2019 el presidente López Obrador presumía que el huachicol ya se había acabado en el país, para finales de 2021 las tomas clandestinas seguían contándose por miles y la cifra se mantuvo prácticamente igual a la de 2020.

El huachicol sigue ahí

Desde su llegada al poder, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró la guerra al huachicol y prometió acabar con el robo de combustibles en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex). Para 2019, en su discurso repetía una y otra vez que este delito ya no existía en el país y que era gracias al combate de su gobierno, marcado por la tragedia de  Tlahuelilpan, Hidalgo, donde fallecieron 137 personas que robaban combustible en una toma clandestina que explotó la tarde del 18 de enero de 2019.

Más allá de las palabras optimistas del presidente, la realidad es otra y la estrategia de la Cuarta Transformación contra el huachicoleo es fallida. Como reportó este lunes el diario Reforma, los esfuerzos de las autoridades no han podido acabar con este delito y la ordeña de combustible continúa:

“El despliegue de militares y el traslado de combustible en pipas han sido insuficientes, pues al cierre de 2021 Petróleos Mexicanos registró 11 mil 37 tomas clandestinas, una cantidad similar a la de 2020, cuando cerró con 11 mil 22 puntos de ordeña”, señala.

Comunidades son cómplices del crimen organizado: militares

De acuerdo con la información publicada por Reforma, elementos de las Fuerzas Armadas que participan en el combate al huachicol han señalado que existe complicidad entre los pobladores y las bandas del crimen organizado que se dedican al robo de combustible. Los militares aseguran que esta alianza les ha permitido a los delincuentes crear nuevas estrategias para no ser detectados, mientras que los miembros de las comunidades obtienen a cambio un beneficio económico.

“Con la complicidad de los habitantes ponen la toma clandestina por los lados o por debajo del ducto para que las autoridades y el personal militar tarden más tiempo en detectarla”, señaló un mando militar de Hidalgo, una de las entidades con mayor presencia de huachicoleo, junto con Puebla.

Lee también: Huachicoleros cambian gasolina por gas LP y aumenta 1000% robo a gasoductos

Con información de Reforma

Recommended Posts