Crisis de inseguridad y conflictos ahogan a estados

 Crisis de inseguridad y conflictos ahogan a estados

Los conflictos entre grupos armados han desatado olas de violencia que azotan a por lo menos 6 estados en el país.

Crisis de inseguridad

Una grave crisis de inseguridad se reporta en al menos 6 estados del país, derivado de enfrentamiento entre grupos criminales o de criminales contra pobladores. Los espacios públicos se han convertido en campos de batalla en las entidades de Zacatecas, Chiapas, Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Tamaulipas a pesar que efectivos de la Guardia Nacional y el Ejército tengan presencia en esos territorios.

El reacomodo de liderazgos políticos, luego de las elecciones, ha desatado la pelea por plazas o demostración de dominio por parte de los grupos delictivos. A causa de ello, se recrudeció la violencia y elevado los índices de homicidios dolosos.

En el caso de Zacatecas, en las últimas semanas han sido asesinadas 51 personas resultado de disputas entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa. En los municipios de Villanueva, Fresnillo, Zacatecas, Guadalupe, Jerez y Valparaíso, se reportan balaceras, masacres, asesinatos de médicos, policías y familias.

Abrazos, no balazos

El caso más emblemático es Michoacán. Apoyados por policías, Los Viagras mantienen su guerra contra el CJNG, arrasando con pueblos y familias enteras. Ante tal escenario las autodefensas cobraron nueva fuerza para defender sus territorios y hogares.

Aguililla, es el municipio que ha sido cercado e incluso aislado por narcobloqueos sin que fuerzas militares logren hacer algo, en parte, porque como lo ha declarado el presidente en sus conferencias matutinas, tienen la orden de no caer en provocaciones.

Te puede interesar AMLO manda a decir a Aguililla que “abrazos no balazos”

En Chiapas se vive el drama de los desplazamientos de pueblos indígenas, a causa de la violencia por el narco pero también como consecuencia del aumento de prácticas criminales como trata, secuestro y extorsión.

En Tamaulipas han cercado a habitantes y a negocios, sumiéndolos más en la crisis económica. Especialmente en Reynosa, donde en semanas pasadas se registró un ataque directo contra la población civil.

Al respecto, AMLO ha reiterado que la violencia no es el camino que seguirá su gobierno a pesar de las críticas o las burlas.

Si no terminamos de pacificar a México, no vamos a poder acreditar históricamente a nuestro Gobierno. Sí, no va a ser fácil, ahí vamos, poco a poco, pero a lo seguro.”

Con información de Reforma.

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados