Desapariciones forzadas: una herida profunda en la sociedad

personas desaparecidas

En México, miles de personas recorren el territorio buscando a sus seres queridos, siguiendo las huellas del terror y la injusticia. En su camino, muchos de ellos han descubierto que los propios agentes del Estado, quienes deberían garantizar su seguridad, han estado involucrados en la desaparición de sus familiares.

Víctimas del horror

Cada 30 de agosto se conmemora el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, un crimen que en nuestro país ha tenido casos emblemáticos que van dejando a su paso grandes heridas en la sociedad, tales como la represión de 1968 o la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, el cual permanece en la impunidad, pese a las promesas del presidente López Obrador de resolverlo durante su mandato. De acuerdo con Amnistía Internacional, la desaparición forzada es aquella que comenten “agentes del Estado o personas que actúan en su nombre y se niegan a reconocerlo. Ocultan la suerte y el paradero de la víctima, dejándola fuera del alcance de la protección de la ley”.

“La desaparición forzada se usa a menudo como estrategia para infundir el terror en los ciudadanos. La sensación de inseguridad que esa práctica genera no se limita a los parientes próximos del desaparecido, sino que afecta a su comunidad y al conjunto de la sociedad”.

Amnistía Internacional

Un país con más de 90 mil personas desaparecidas

Este graven crimen, que deja en la incertidumbre y el desamparo a los familiares de las víctimas, es un fenómeno de represión que se ha registrado principalmente en dictaduras militares, pero que también afecta a sociedades con conflictos internos. En el caso de México, se ha convertido en otra trágica consecuencia de la oleada de violencia que afecta al país.

Según cifras del Registro Nacional de Datos de Personas Desaparecidas o Extraviadas (RNPED), para el 30 de agosto, había en el país 82,583 personas desaparecidas. La mayoría se concentra en el estado de Jalisco, donde hay 13,807 casos. En segundo lugar está Tamaulipas, con 11,551; seguido por el Estado de México, con 9,821 casos; Nuevo León, con 5,566 y Veracruz, con 5,543 casos.

“Abrir la tierra”

Para hacer conciencia sobre la desaparición forzada en el país, FilminLatino estrena esta semana de manera gratuita el documental Abrir la tierra, de Alejandro Zuno, donde se narra la historia de la desaparición forzada de ocho jóvenes veracruzanos en 2013, un caso que también permanece impune. A través de Perla, una de las madres de estos muchachos, este documental muestra los vacíos de la usticia mexicana y el largo camino que ha recorrido junto al Colectivo Solecito, a través del cual han logrado que regresen a casa “cientos de personas, mientras ellas continúan la búsqueda de sus propios hijos”.

“Entre el 6 y el 11 de diciembre, ocho jóvenes fueron aprehendidos por elementos de seguridad pública en la colonia Formando Hogar, Veracruz. Este año se cumplirán ocho años de impunidad en el caso y de búsqueda por parte de sus familiares. Los nombres de los jóvenes son: Ricardo Adrián García Cruz, Pablo Darío Miguel Hernández, Yonathan Issac Mendoza Berrospe, José Armando Cortés Arrioja, Víctor Álvarez Damián, Marco Antonio Ramírez Hernández y José Ignacio Cruz González”.

IDHEAS

Con información del Registro Nacional de Datos de Personas Desaparecidas o Extraviadas (RNPED), Amnistía Internacional, Naciones Unidas e IDHEAS

Recommended Posts