8 de marzo

Cuando la violencia se volvió parte de mi vida

No uses falda, no bebas, no digas groserías, no seas fácil, no sonrías, no salgas de noche, no, no, no… El terrible peso que soportan las mujeres.

Marchar y parar por las mujeres

El hartazgo ha llegado a un punto de quiebre, entre la brutalidad cotidiana y el desdén de un presidente a quien no le importan las demandas de las mujeres

La larga marcha de aquí al 8 de marzo

AMLO representó un cambio para las votantes, mismas que ahora se le voltean.