Compartir esta publicación

Las de hoy / Últimas noticias

Trabajo y poca escolaridad de los padres, factores que dificultan la educación en casa

complicaciones educación a distancia

Es necesario que los menores realicen otras actividades, además de las establecidas por la SEP; lo más importante es hacerlos sentir seguros.

Por Gabriela Rivera

A una semana de que se retomaran las clases a distancia en el nivel básico de educación, los padres de familia siguen buscando la mejor forma de ayudar a sus hijos a continuar con los programas educativos del ciclo escolar.

Sin embargo, hay distintos factores que complican esta forma de enseñanza en casa, que no han sido tomados en cuenta, asegura Pedro Hernández, secretario general de la sección 9 de la Coordinadora Nacional para los Trabajadores de la Educación (CNTE) en la Ciudad de México.

Después de un análisis a la situación de los padres de familia de las escuelas públicas de la capital del país, los profesores se han dado cuenta que hay dos factores determinantes para que los estudiantes puedan continuar su educación en casa.

El primero es que 75% de los padres de familia siguen saliendo a trabajar para ganar el sustento de sus familias, según los datos preeliminares de una encuesta realizada por la sección 9 de la CNTE.

“Por ejemplo, la escuela en la que soy director está en Iztapalapa. Allí vemos muchas madres solteras que trabajan por su familia, padres que son comerciantes, muchos que trabajan en la informalidad y tienen que seguir trabajando en medio de la pandemia”, explicó Pedro Hernández.

De esta manera, los niños se quedan solos o al cuidado de otra persona que no tiene el cuidado o la paciencia de vigilar que el niño haga las actividades escolares establecidas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) a través del programa Aprendiendo en Casa.

El segundo factor es que muchos de los padres tienen una escolaridad menor a la de sus hijos, por lo que es difícil que les ayuden a los niños con los contenidos o las actividades establecidas en el programa.

“Nos cuesta trabajo con los papás, sobre todo por la escolaridad de ellos, y los maestros hemos terminado por explicarle los temas a los papás también”, dijo el profesor.

Pese a las complicaciones que se han presentado por la cuarentena y la educación casa, los profesores han pedido a los padres apoyar a los niños en actividades educativas, pero sobre todo recreativas para que los niños enfrenten el encierro.

“Tenemos que aprender a ser mejores después de la cuarentena”, asegura Hernández.

Para lograrlo emitieron una serie de recomendaciones a los padres, como tratar de mantener horarios estructurados para las actividades de los niños; aprovechar cosas que se tienen en casa para reforzar los contenidos de los libros de texto; jugar con ellos; hacer actividades recreativas, como leer o escribir un diario; encontrar soluciones sencillas a complicaciones para hacer las actividades o al problema para entender un tema; y sobre todo, mantener el contacto con los profesores por la vía acordada.

Compartir esta publicación