Compartir esta publicación

Lo de hoy / Últimas noticias

Reabren espacios públicos de entretenimiento en la CDMX

apertura espacios públicos

La jefa de gobierno argumentó que las hospitalizaciones se han reducido en la capital del país.

Redacción

Ante la baja de casos de COVID-19 en la Ciudad de México, el gobierno capitalino ha decidido abrir albercas, cines y museos, bajo las medidas de seguridad que se establecen en el semáforo epidemiológico.

“Hay tres actividades nuevas que podrán iniciar la próxima semana (…) si seguimos bajando en hospitalización y en número de contagios, estaremos en condiciones la próxima semana de seguir abriendo algunas otras actividades”, explicó la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

A partir del 10 de agosto, las albercas podrán reanudar actividades mientras no se compartan los equipos de natación (gogles, gorras, aletas, tapones) y la distancia entre los nadadores será de 6 metros cuadrados. No importa si la alberca es techada, mientras se cumplan con estas medidas. Lo que sí queda prohibido es abrir la zona de gimnasios.

Los museos abrirán sus puertas el 11 de agosto, con  30% de su aforo, el uso de cubrebocas obligatorio y la entrega de gel antibacterial constante a los visitantes. El gobierno también pidió a los museos no entregar programas impresos ni volantes, así como usar boletos electrónicos, usar ventilación natural no aire acondicionado, y tener un sentido para salir y entrar, así como aforos establecidos en cada sala.

A los visitantes les pidió no acudir en grupos grandes y respetar la san distancia en las filas que se hagan al exterior y el interior de los museos. Además, pide pagar sus entradas por medios electrónicos, evitando el uso de dinero en efectivo. 

Los cines también deberían cumplir con la medida de aforo y señalizar los asientos que no pueden usarse, para así cumplir con las medidas de sana distancia, además de entregar boletos electrónicos y evitar el pago en efectivo.

Los usuarios deberán usar el cubrebocas durante toda la función y deberán respetar la señalización de los sentidos para la entrada y salida a las salas.

La decisión de abrir los espacios de esparcimiento se debe a que en la Ciudad de México se redujo el numero de personas que han necesitado ser hospitalizadas por padecer COVID-19, pero también por seguimiento puntual a las personas contagiadas y las personas con las que han estado en contacto.

Compartir esta publicación