#Candil: Empleados que limpian casa de Obrador están contratados por outsourcing

Ese proveedor, que nunca antes había obtenido contratos públicos ni se dedicaba al giro de la limpieza, cuenta además con denuncias ante el IMSS por no dar las debidas prestaciones a los afanadores

Es el colmo que el presidente Andrés Manuel López Obrador lance una reforma contra las empresas de subcontratación o mejor conocidas como outsourcing, cuyo argumento es que son injustos con el personal y violan los derechos del trabajador, pero el habitante de Palacio Nacional, tiene a mil 500 personas trabajando de la misma manera.

En un reportaje de Raúl Olmos, Alejandra Barriguete y Valeria Durán, en Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad, en colaboración con El Universal, dio a conocer que el actual gobierno federal ha pagado 185 millones de pesos para la subcontratación de al menos 1,500 trabajadores de limpieza a través de Decoaro y Supervisión SA de CV, una compañía de outsourcing que aportó como su domicilio fiscal un mini-departamento en Iztacalco en el que según los vecinos nunca ha existido una empresa.

Entre 2019 y 2020, Decoaro ha recibido 23 contratos del Servicio de Administración Tributaria, del Instituto Nacional de Migración, de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y de las Secretarías de Turismo, Relaciones Exteriores y Comunicaciones y Transportes. Nunca antes había tenido asignaciones públicas.

Uno de esos contratos lo asignó la Presidencia de la República para la limpieza del interior de Palacio Nacional, donde reside y despacha el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha condenado en forma reiterada la subcontratación de empleados a través de outsourcing porque considera que es un mecanismo de explotación laboral, en el que los patrones se deslindan de sus responsabilidades.

En el contrato firmado el 3 de marzo de 2020 por la Presidencia de la República, ésta aceptó que Decoaro le pagara un sueldo de 123 pesos diarios a los trabajadores de limpieza de Palacio Nacional –que corresponde al salario mínimo oficial– además de deslindarse de cualquier vínculo laboral con los afanadores.

En el contrato firmado con la Presidencia el 3 de marzo de 2020, el representante legal de Decoaro declaró tener su domicilio fiscal en el pequeño departamento de la delegación Iztacalco, pero en el lugar nunca ha existido una empresa. 

Redacción Ciudadanos en Red

http://ciudadanosenred.com.mx

Relacionados