Compartir esta publicación

Lo de hoy / Últimas noticias

Pruebas masivas, una herramienta para aplanar la curva

pruebas masivas

Éstas serán necesarias al momento de retomar nuestra vida en sociedad, sin riesgo de un rebrote.

Por Gabriela Rivera

Las aplicación de pruebas serólogicas, oPCR, deben aplicarse al mayor número de ciudadanos posibles, pero debe acompañarse de otras medidas que contribuyan a aplanar la curva de contagio de coronavirus.

“Hay que aplicar todas las medidas. Las pruebas por sí solas no funcionan, el confinamiento por sí solo no funciona. Hay que aplicar todas las medidas a la vez, hay que considerarlas para reducir los casos o mitigarlos. Tiene que ser una estrategia integral”, dijo María Van Kerkhove, líder técnica de COVID-19 del Programa de Emergencias de Salud de la OMS.

Gracias al uso masivo de pruebas es que Corea del Sur pudo reducir su número de contagios en febrero pasado, sin necesidad del confinamiento, igual que Islandia. Y es como Alemania disminuyó el número de muertos por esta enfermedad.

“Nosotros hemos seguido una de las recomendaciones básicas de la Organización Mundial de la Salud, desde que se comenzó a esparcir el coronavirus: ‘hacer pruebas, pruebas y más pruebas’ y a partir de eso, tomar decisiones”, dijo la epidemióloga islandesa Kristjana Asbjornsdottir, profesora de la Universidad de Washington, a BBC MUndo.

Es por ello que los organismos internacionales están insistiendo en el aumento de los test en los países, pues ya se comprobó que son un método efectivo para detectar un caso sospechoso y aislarlo antes de que contagie a otras personas.

Estas pruebas también permiten tener un registro más cercano a la realidad de los casos, ya que se pueden contabilizar incluso aquellos que tienen síntomas menores o incluso asintomáticos, y así poder ubicar posibles focos de infección.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) también ha insistido en que estas pruebas servirán para reducir los posibles rebrotes de la enfermedad una vez que la población comience a salir del confinamiento.

En su reporte Pruebas para COVID-19: una forma de levantar las restricciones de confinamiento, el organismo asegura que es necesario tener medidas suficientes para evitar contagios masivos, como el ocurrido durante el primer semestre de este año.

“Las estrategias de prueba son fundamentales para lograr esto”, dijo el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

La OCDE coincidió con la ONU en la necesidad de realizar otras acciones que contribuyan al éxito de las pruebas y señala que después de que se aplican a los pacientes, es necesario controlar al paciente y aislarlo para prevenir contagios futuros.

De igual manera es necesario ubicar a las personas que estuvieron en contacto con él y ponerlas en cuarentena 14 días para determinar si hubo un contagio.

Con estas acciones integrales, será posible el desconfinamiento de la población, sin riesgos para los ciudadanos.

Compartir esta publicación