Así operan estafadores del INVI en CDMX

El Instituto de Vivienda ha alertado sobre fraudes en anuncios que prometen realizar trámites para compra de vivienda.

Usan RRSS para engañar

Desde finales de noviembre de 2020, el Instituto de Vivienda ha alertado sobre fraudes en anuncios que prometen realizar trámites para compra de vivienda o traspaso de muebles con sus créditos.

Entre los factores que propician este tipo de estafa, está el desconocimiento de la gente sobre los procesos, trámites y requisitos para solicitar un crédito con el INVI dejando un campo fértil para este tipo de delincuentes que, aprovechándose de la gran demanda que hay de vivienda en la capital del país, operan con impunidad haciéndose pasar por intermediarios del Instituto.

Otros factores son los altos precios de los inmuebles ofrecidos por los cárteles inmobiliarios, los altos intereses de los créditos hipotecarios bancarios y la falta de prestaciones, como el INFONAVIT, en la mayoría de trabajos, aunque sean formales.

Rodrigo Luna casi es víctima. En la página inmuebles24.com encontró una oportunidad inigualable: un departamento de sesenta metros cuadrados en la colonia Roma por tan solo 300 mil pesos. El anuncio describía dos recamaras, un baño, cuarto de servicio, cisterna, gas, seguridad privada, escuelas y centros comerciales cercanos. Además, no debería de comprobar ingresos.

“Los contacté por Inmuebles24 y a su vez me redireccionaron a otras tres personas y ahí fue cuando me comenzó a brincar la cosa (…) Me dieron una lista de requisitos y me dijeron que tenía que pagar por el terreno 139 mil pesos. Me brincó porque se supone que este tipo de viviendas son para un sector desprotegido. Se me hizo tan raro que mejor agendé una visita directa con el INVI”.

Al acudir a las oficinas del Instituto, Rodrigo se enteró que estuvo cerca de haber caído en un fraude y que poder acceder a un departamento era más complicado de lo que imaginaba.

“Un fraude como estos representa muchísimo dinero, los ahorros de toda una vida. Yo como joven tal vez lo pueda volver a juntar, pero en la fila del INVI vi a mucha gente de procedencia indígena, vi, incluso, a una mujer que ni siquiera llevaba tenis, son personas de un estrato socioeconómico muy bajo”.

Convocatoria, la clave

En las oficinas, Rodrigo, junto a otro grupo de personas, recibieron una explicación en la que les enfatizaron que debían esperar la convocatoria oficial para acceder a vivienda cuya la lista de espera es de alrededor de 18 mil personas. Así mismo, antes de acceder a un departamento deberían guardar aportaciones voluntarias en una especie de monedero.

Después, dependiendo del dinero ahorrado, se podían inscribir al proyecto para el que les alcanzara y el monto del crédito que les otorgaría el INVI dependería del estudio socioeconómico.

Todo el proceso, le advirtieron, podría durar varios años.

“Es muy complicado adquirir vivienda y el problema es que no hay una política pública que ayude a orientar o a facilitar a los jóvenes que no tenemos un crédito INFONAVIT. Nuestro reto no es subir el escalón económico que subieron nuestros padres, es mantener el estatus”.

INVI ha hecho muy poco al respecto

A partir de reportes y testimonios sobre estos fraudes, el INVI comenzó una campaña para encender las alertas de interesados en adquirir vivienda.

“El INVI no promueve proyectos de vivienda a través de WhatsApp, ni ningún otro tipo de red social y tampoco en portales inmobiliarios. No promovemos la venta o traspaso de inmuebles, puesto que esa no es la forma de operar de los programas sociales con los que se cuenta para acercar el derecho a la vivienda a los capitalinos […] Invito a las personas que fueron víctimas de fraudes, que presenten su denuncia ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México”.

Anselmo Peña Collazo, director del INVI.

También explicó que los proyectos financiados por el instituto tienen como requisito un padrón verificado de beneficiarios desde antes de iniciar la construcción.

Con información de Reporte Índigo.

Recommended Posts